printful

Amuleto, talismán y fetiche mágico: ¿en qué se diferencian?

Uno de los procesos más conocidos dentro del mundo mágico, es la creación de amuletos y talismanes. Y es que nuestros antepasados demostraron el valor de llevar su magia consigo. Además, su naturaleza portátil significa que la mayoría son artículos realmente pequeños. 

Esto te ayudará a llevarlos a donde lo necesites, o a mantenerlos en la intimidad si lo consideras. Siempre has escuchado hablar de amuletos, talismanes y fetiches mágicos, ¿pero te has planteado alguna vez si existe alguna diferencia? Aquí podrás ver qué es cada uno de ellos y cómo crear el tuyo propio. 

Los amuletos mágicos

Un amuleto tiene cualidades protectoras. En otras palabras, en lugar de atraer buenas vibraciones específicas, el amuleto desvía o disipa las negativas. La gente solía crear amuletos para protegerse del mal, el peligro, la enfermedad y la muerte.

amuleto

Algunos ejemplos de amuletos

Los griegos y los romanos los utilizaban regularmente. Algunos, como las piedras preciosas, representaban la esfera de una Deidad específica, suplicando así su ayuda. Un soldado podía llevar un jaspe rojo invocando la protección del dios guerrero Marte. 

Los taoístas de China contaban con un tipo especial de caligrafía que alejaba a los espíritus malignos. En la época de Salomón, la gente portaba textos sagrados grabados en plata, o llevaba una estrella de David, que aún hoy día es referente de protección.

Los instrumentos religiosos católicos han tenido durante mucho tiempo cualidades amuleto.  El rosario, el agua bendita y el uso de una cruz para alejar a los espíritus malignos. Por su lado, los amuletos islámicos consistían en paquetes triangulares con versos sagrados. Normalmente los han usado los niños o como protección contra el mal de ojo. En Tailandia, llevar monedas bendecidas aleja la mala suerte y la brujería.

Los talismanes mágicos

La palabra Talismán proviene de un término árabe que se traduce como “finalización del rito religioso”. He aquí la clave para diferenciar los amuletos de los talismanes. Y es que los talismanes se crean en un entorno ritual para capturar un espíritu que permanezca en este objeto. Además, estos pueden atraer o repeler peligros. 

Las primeras escuelas de magia hablan de que el Talismán lo tiene que crear la persona que lo utiliza. Este debe conocer los símbolos geománticos, las asociaciones elementales y la astrología. 

sello-salomon

Algunos ejemplos de talismanes

En la época medieval, una mujer solía llevar un trozo de pergamino en el cuello con las palabras adecuadas escritas durante el coito para quedarse embarazada. En el siglo XVI, las banderas otomanas llevaban la imagen de una espada mágica de doble filo, llamada Zulfiqar. Esto junto con una invocación que debía recitarse para obtener proezas, especialmente entre los hombres de la calvaria.

El Sello de Salomón se ha usado como talismán para la seguridad contra la muerte, los problemas y el mal. Este patrón geométrico también aparece en contextos religiosos, a menudo representando una Deidad trina. Los talismanes islámicos elaborados como pergaminos se remontan al año 900 de la era cristiana. Contienen versos del Corán y oraciones que se llevaban en algún tipo de recipiente protector.

Los fetiches mágicos

Son muy similares a los talismanes en cuanto a que la gente venera el objeto por el supuesto espíritu que está en él. El término proviene de una palabra portuguesa, y cuya traducción es amuleto o hechicería. Este tipo de amuleto se introdujo en el siglo XVII por lo que es relativamente nuevo, y llegó como resultado de la interacción con las tribus africanas. 

fetiches

Algunos ejemplos de fetiches mágicos

Algunos fetiches de África Occidental adoptaron la forma de imágenes de animales: el toro simbolizaba la providencia, el león la protección, el lobo la dirección y el oso representaba al chamán de la tribu. En el Congo, las estatuas albergaban pequeñas ofrendas para alejar los espíritus malignos y la magia. Eran muy apreciadas y sólo podía hacerlas el curandero.

Tanto si el fetiche procede de la naturaleza sin adornos como si se le añaden elementos artísticos, el resultado final es un objeto con algún tipo de “personalidad”. En este sentido, el fetichismo es altamente antropomórfico. Y es que en cierto modo, el espíritu de un fetiche se asemeja al de un fantasma atado. El objeto y la esencia que lo habita son uno, y el practicante se esfuerza por apaciguar esa esencia cuando pide ayuda.

Otros posts que te pueden interesar:

Espectro Magazine Noviembre

Espectro Magazine Noviembre

Espectro Magazine Octubre

Espectro Magazine Octubre

Espectro Magazine Septiembre

Espectro Magazine Septiembre

Espectro Magazine Agosto

Espectro Magazine Agosto

Subscribete a la Newsletter
¿Tu/s categoría/s favorita/s?

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

garavito
Luis Alfredo Garavito, el monstruo de Génova
falcon lake
El incidente ovni del lago Falcon
bosquesuicidios
¿Qué hay detrás de las leyendas del bosque de los suicidios?
aileen-wuornos
Aileen Wuornos, la mujer araña
Asociación Cultural INVESCRIM