El incidente Roswell: ¿qué fue lo que pasó?

Si damos un paso atrás en la historia de los OVNIs americanos, sin duda el que más ha generado incredulidad, curiosidad y especulación fue el incidente de Roswell, en Nuevo México.

Ha sido un incidente rodeado de rumores y teorías, y que a lo largo de los años sigue siendo una historia candente entre los interesados en el mundo de la ufología. Pero, ¿Qué pasó realmente en Roswell?

Un platillo volante es encontrado en Roswell

Allá por el verano de 1947, en los inicios de la Guerra Fría, las Fuerzas Aéreas del Ejército de Estados Unidos mandaron un increíble comunicado de prensa, donde anunciaban haber recuperado un “disco volador” en un rancho cerca de Roswell. Tras el paso de más de 70 años, este incidente sigue siendo una seña de identidad para la zona.

Aquí se puede encontrar un museo de OVNIs, un centro de investigación, farolas de temática extraterrestres, un McDonald’s inspirado en platillos volantes, y hasta una “familia alienígena” estancada en un platillo a la espera de partir en la Ruta Estatal 285.

Sin embargo, este velo maníaco obsesivo por los OVNIs esconde una verdad incómoda. Y es que los hechos se desarrollaron de una forma poco definida, con encubrimientos y explicaciones conflictivos. Un platillo o una nave espía, ¿serían los soviéticos? Y aun así, siguen surgiendo nuevas teorías.

¿Cuáles son los hechos verificados?

Entre los meses de junio y julio de 1947 el ranchero W.W. “Mac” Brazel se tropezó con los restos en su propiedad. Un gran rancho del condado de Lincoln, Nuevo México, a tan solo unas millas de Roswell. Durante esa época del año otros avistamientos se habían dado a conocer en la prensa nacional, por lo que Brazel al encontrarselo pensó que se trataba de algo similar.

Recogió los restos de lo que creía un “platillo volante” y los llevó al Sheriff George Wilcox de Roswell, quien también informó de ello al Coronel William Blanchard, del Campo Aéreo del Ejército de Roswell (RAAF).

La RAAF comunicó que los rumores sobre discos voladores se habían hecho realidad tras conseguir una muestra de ello, gracias a la cooperación de un ranchero local y el Sheriff del Condado de Chaves. Según esta declaración, un oficial de inteligencia, Mayor Jesse Marcel, supervisó sus investigaciones acudiendo al lugar del accidente y examinando los materiales encontrados. 

roswell

Un cambio en las declaraciones gubernamentales

Tras este comunicado, los oficiales del ejército de EEUU se retractaron, afirmando que los restos encontrados no pertenecían a un “platillo volante” sino que eran parte de un globo meteorológico. Así, el Mayor Marcel, dio a conocer fotografías que se hizo junto a los trozos como prueba de ello.

Los investigadores de OVNIs se encontraban escépticos ante este cambio de parecer del gobierno, y más tarde en 1994, la Fuerza Aérea de EEUU hizo público un informe donde admitían que lo del “globo meteorológico” era falso. Este nuevo comunicado hablaba de que los restos pertenecían a un dispositivo de espionaje creado para un proyecto clasificado, el Proyecto Mogul.

Este dispositivo se había diseñado para flotar de forma furtiva sobre la URSS, donde pretendía detectar las ondas sonoras a una distancia sigilosa. El cometido de estos globos eran monitorear los intentos del gobierno soviético de hacer pruebas con su propia bomba atómica. Como ésta era una operación encubierta, era necesario comunicar una falsa historia sobre el accidente, con el fin de evitar revelar detalles del trabajo de espionaje que se estaba llevando a cabo.

También habían testigos oculares, que sin ningún atisbo de duda afirmaban haber visto cómo sacaban extraños cuerpos del lugar. La explicación que se dió fue que eran maniquíes de prueba de paracaídas que habían caído, de lo que se hablaba en un informe de seguimiento publicado en 1997.

Las teorías sobre los OVNIs de Roswell son muy variadas

El investigador de OVNIs, Donald Schmitt, también co-fundador del Museo Internacional de OVNIs y Centro de Investigación en Roswell, se había dedicado durante casi tres décadas a estudiar el incidente. Según comentó, la historia contada era demasiado ostentosa, estaba claro que se querían llamar atención sobre la zona. Sin embargo, dadas las operaciones militares que se estaban realizando en la época, le parecía contrario a los intereses del propio Departamentos de Guerra.

Conforme han ido pasando los años, se han ido desarrollando nuevas teorías. Otra de ellas es la que afirma que no se trataba ni de un alienígena ni de espías estadounidenses. Según esta teoría, fue un plan poco convencional para generar el pánico entre la muchedumbre americana, plan implementado por el soviético Joseph Stalin.

Un ingeniero anónimo del Área 51 llegó a contar que el programa había sido diseñado por el doctor del campo de concentración nazi, Josef Mengele. Según contó, habían deformado a los adolescentes soviéticos para que se asemejaran a los extraterrestres, y después los enviaron sobrevolar Nuevo México. La idea de Stalin era que los niños “salieran y fueran confundidos con visitantes de Marte”, generando así el pánico, y así el radar de alerta temprana americana se encontraría muy ocupada con tantos testigos de avistamientos.

Donald Schmitt lo tiene claro, esta última teoría es poco probable, ya que al parecer no hay ninguna prueba de este tipo de experimentos soviéticos, y según su testimonio “si la intención era generar pánico, fracasó completamente”.

Espectro Magazine Julio
Espectro Magazine Julio
Espectro Magazine Junio
Espectro Magazine Junio
Espectro Magazine Mayo
Espectro Magazine Mayo
Espectro Magazine Abril
Espectro Magazine Abril
Espectro Magazine Marzo
Espectro Magazine Marzo

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Top 3 de los símbolos más conocidos del ocultismo
Top 3 de los símbolos más conocidos del ocultismo
¿Estás realmente ante una posesión demoníaca?
¿Estás realmente ante una posesión demoníaca?
¿Qué tipos de fantasmas hay?
¿Qué tipos de fantasmas hay?
Energía diaria según el día de la semana
Energía diaria según el día de la semana