printful

El juicio de las brujas de Pendle Hill, ¿por qué es tan conocido?

Pendle Hill es un paisaje desolado y vacío al este de Lancashire, con altos páramos para excursionistas y ciclistas. Sin duda, un paisaje que muchos consideran hermoso, pero que luce completamente sombrío y monocromático.

En el año 1612, después de la destrucción de los monasterios durante la Reforma Inglesa, la región quedó con poca guía espiritual y sin clero regular. Lancashire todavía escondía bolsillos de católicos secretos. En una Inglaterra bajo el mandato protestante de Jaime I, los rituales del catolicismo e incluso el olor de su lengua latina eran a menudo tildados de brujería. La creencia en brujas y el miedo hacia ellas floreció en este ambiente. 

¿Quiénes eran las brujas de Pendle?

La historia de los Juicios a las Brujas de Pendle es uno de los episodios de brujería más famosos y documentados de la historia inglesa. Todo comenzó en marzo de 1612, con un incidente al borde del camino, y una confesión ingenua. Su fin llegó en agosto de ese mismo año, cuando se llevó a cabo la ejecución por ahorcamiento de siete mujeres y dos hombres. Además se le sumó la muerte de una anciana de ochenta años en las mazmorras del Castillo de Lancaster. 

Así se generó un ambiente de miedo, celos, acusaciones, rumores sobre la adoración al diablo, reuniones de brujas y asesinatos. Esta atmósfera se apoderó de Pendel y las aldeas colindante a la sombra de la colina.

Las llamadas brujas se encontraban entre las personas más pobres de la comunidad, miembros de dos familias competitivas encabezadas por ancianas matriarcas. Vivían mendigando, lanzando hechizos y maldiciones, y contaban con un plan de protección de principio del siglo XVII con el que mataban un poco el hambre. La gente de los pueblos los toleraba desde hacía mucho tiempo, y les daban lo que querían para evitar arriesgarse a ser maldecidos.

Y a diferencia de las brujas de Salem, que siempre protestaron por su inocencia y ue fueron perdonadas en masa, la mayoría de las brujas de Pendle creían en sus propios poderes. Nunca se perdonó a nadie y ninguna de las comunidades involucradas se arrepintió de los juicios y las ejecuciones.

pendle witch

Cómo empezó la brujería en Pendle

Alizon Device, nieta de la matriarca de su familia, la bruja Old Demdike, tuvo un encuentro en la carretera con un vendedor ambulante por unos alfileres que se negó a pagar. Llamó a su familiar, un perro negro, y maldijo al vendedor. Cuando el hombre se desplomó, paralizado en la carretera, ella creyó ser la causante (aunque los escépticos creen que fue un derrame cerebral).

A la hora de ser acusada, confesó y buscó el perdón de su víctima. Es probable que lo que sucedió después se desencadenara por el enfrentamiento, y la necesidad del dominio local entre la familia de Old Demdike y la de la otra matriarca de 80 años, Anne Whittle, conocida como Old Chattox. 

Pronto una acusación siguió a otra. Maldiciones y muertes que se remontan a décadas atrás fueron atribuidas a los hombres y mujeres de las dos familias y sus asociados. Y en la vida cotidiana se solían llevar a cabo muchos hechizos y maldiciones, los acusados confesaron haberlos realizado y realmente creían que eran eficaces. 

Una niña fue la clave de los juicios

Se produjo la histeria pública, demandas y contrademandas, así como se sacaron a la luz viejos casos de muertes inexplicables. Y no olvidemos el abuso infantil, aunque esto estuvo presente en la mayor parte de los juicios de brujas. Pero lo que hizo especiales a los juicios de Pendle Hill fue Jennet Device, el testigo estrella de nueve años, hija de una de las acusadas, Elizabeth Device. 

En los juicios, que se sucedieron en el Castillo de Lancaster, la niña fue levantada sobre una mesa de la sala del tribunal. Se puso de pie y relató cómo sabía que su madre era una bruja. Nombró e identificó a los presentes en una reunión en la Torre Malkin. Los jueces consideraron esto un sabbat de brujas.

Finalmente, Elizabeth Device fue una de las diez brujas de la zona de Pendle condenada y colgada, en gran parte por el testimonio de una niña que también testificó contra su abuela, hermano y hermana. El juicio sentó el precedente de permitir que un niño testificara sobre la brujería que más tarde se citó en los juicios de brujas de Salem en Massachusetts.

pendle witch

Hitos de los juicios de Pendle

Muy pocos de los hitos de la época de los juicios a las brujas de Pendle permanecen, aunque Pendle Hill es testigo de los terribles acontecimientos. Hay varias excepciones en las que los visitantes pueden tener una idea de los tiempos:

  • El Castillo de Lancaster fue el escenario de los Assizes o juicios de los jueces visitantes. Las brujas acusadas probablemente caminaron kilómetros a través de páramos inhóspitos para su encarcelamiento allí. El Castillo estuvo en uso como prisión hasta marzo de 2011 y es considerado uno de los lugares más embrujados de Gran Bretaña. Algunas partes del castillo están abiertas al público para visitas guiadas.
  • El alojamiento de los jueces, la casa más antigua de Lancaster, cerca del castillo, es donde los jueces se alojaban durante el juicio final. Fue una vez la residencia de Thomas Covell, un notorio cazador de brujas. La casa no está actualmente abierta como museo debido a la escasez de personal, pero se puede echar un vistazo al exterior para ver la grandiosidad con la que vivían los jueces.
  • La Torre Malkin: era el lugar de reunión de las brujas que la corte consideraba un sabbat de brujas. Malkin era una palabra del siglo XVII para «slattern» y nadie sabe por qué se llamaba torre ya que probablemente era una casa de piedra en ruinas. Justo a tiempo para el 400 aniversario de las Brujas de Pendle en 2012, las excavaciones de la compañía de agua descubrieron una casucha de piedra que había sido enterrada hace mucho tiempo. Un gato momificado fue descubierto en la pared de la cabaña del siglo XVII. No hay pruebas reales de que esta sea la Torre Malkin, pero es una leyenda local. 

Iglesia Parroquial de Santa María, Newchurch en Pendle. La torre de esta iglesia es prácticamente todo lo que queda de la iglesia original, en pie en la época de las brujas de Pendle. Tiene un tallado inusual, conocido como el «Ojo de Dios» en el lado oeste de la torre. Se decía que protegía la iglesia y la parroquia de la brujería y la magia negra. Una de las acusadas en los juicios de brujas fue acusada de robar dientes y cabellos del cementerio, lo cual admitió. Sin embargo, es poco probable que haya cavado tumbas. Era una práctica común en esa época desenterrar viejas tumbas para nuevos entierros y es probable que los cráneos pudieran ser fácilmente encontrados en la superficie. Los dientes se utilizaban a menudo en remedios y amuletos para el dolor de muelas.

Otros posts que te pueden interesar:

Espectro Magazine Septiembre

Espectro Magazine Septiembre

Espectro Magazine Agosto

Espectro Magazine Agosto

Espectro Magazine Julio

Espectro Magazine Julio

Espectro Magazine Junio

Espectro Magazine Junio

Espectro Magazine Mayo

Espectro Magazine Mayo

Espectro Magazine Abril

Espectro Magazine Abril

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

¿Quién era la Bella Durmiente sueca? Conoce su extraño caso

¿Quién era la Bella Durmiente sueca? Conoce su extraño caso

Los asesinatos de los Borden

Los asesinatos de los Borden

Los antiguos tipos de demonios y su legado infernal

Los antiguos tipos de demonios y su legado infernal

Conoce las iglesias más creepies del mundo

Conoce las iglesias más creepies del mundo