printful

¿Quién era la Bella Durmiente sueca? Conoce su extraño caso

Karolina Olsson era una niña normal y sencilla de 14 años que vivía con su familia en la isla de Oknö, en la costa oriental de Suecia. Su historia podría haberse desvanecido dado su aislamiento del mundo, pero que consiguiera mantener un rostro joven durante 32 años sin apenas envejecer, la convirtió en la protagonista de esta historia.

Un sueño del que no pudo despertar

En febrero de 1876 Karolina estaba regresando a casa, y para ello decidió atravesar el río congelado. Según cuentan resbaló y se golpeó con fuerza en la cabeza, aunque hay otra teoría que habla de que realmente cayó al hielo pero tuvo la suficiente fuerza para salir y seguir caminando hasta casa. Su padre vió que tenía algunos rasguños, pero aparentemente todo estaba bien. 

Sin embargo, en los siguientes días sufrió intensos dolores de cabeza, y un dolor de muelas que no dejaba de aumentar. Lejos de achacarlo a la caída, su familia era supersticiosa y creían que era un acto de brujería. Dada su pobreza, y estando en una pequeña aldea recluida de la sociedad, no sabían qué hacer así que simplemente la mandaron a la cama. Al día siguiente no despertó, ni siquiera en las siguientes décadas.

karolina bella durmiente

¿Por qué Karolina no despertaba?

Al no poder recurrir a un médico, intentaron diferentes métodos para despertarla: pincharle con agujas, insertarlas bajo sus uñas, e incluso le intentaron quemar la piel pero todo fue en vano. Para mantenerla con vida, intentaban alimentarla con dos vasos de leche con azúcar al día. Cuando por fin un médico acudió a verla, simplemente les comunicó que se encontraba en coma, pero no sabía su origen. Su coma se alargó hasta el año y el médico solicitó a otros compañeros que le ayudaran a descubrir qué estaba pasando con Karolina. 

Lo que más llamaba la atención a la comunidad médica es que a pesar de estar en cama, subsistiendo con apenas dos vasos de leche al día, sus músculos se mantenían en forma. No había perdido peso, y tampoco le habían crecido las uñas o el pelo. Su cuerpo simplemente estaba en stand by.

La Bella Durmiente de Oskarshamn

En 1882 ya habían pasado seis años desde que Karolina cayera en coma, y sus padres, preocupados por su salud, decidieron ingresarla en un hospital de la ciudad de Oskarshamn. Allí trataron de revivirla con el electroshock sin éxito. Le llegaron a diagnosticar “demencia paralítica”, un grave trastorno psiquiátrico, pero el tratamiento  siempre era el mismo. Había que esperar para ver cómo evolucionaba y ver si había algún tipo de reacción por su parte. Los años pasaron, y los miembros de la familia fallecieron, mientras Karolina seguía durmiendo. Sí se movía, incluso murmuraba en sueños, pero nunca despertó del todo. La única reacción que tuvo respecto al mundo exterior fue cuando en 1907 su hermano falleció, y se le vió llorar a pesar de seguir en estado de coma.

Su madre también falleció, por lo que se contrató a una cuidadora a tiempo completo. Esta estaba desconcertada con el pelo de Karolina, que siempre parecía limpio. A veces también notó que faltaban algunos de los dulces que llevaba. Sin embargo nunca salió del sueño en el que llevaba tantos años, hasta que un día, treinta y dos años después, despertó.

karolina bella durmiente

Un sueño que duró treinta y dos años

El día 3 de abril de 1908 Karolina se sentó en la cama y ante su confusión, comenzó a llorar. La cuidadora pensaba que se trataba de otro episodio de sonambulismo, pero cuando entró descubrió que por fin Karolina estaba despierta. Llamaron a la familia, pero Karolina no fue capaz de reconocer a sus hermanos ya adultos, y se encontraba en un estado de shock y pánico. En los siguientes días mostró una reacción dolorosa ante el sol, y finalmente volvió a hablar. 

Los médicos comenzaron con el interrogatorio, pero descubrieron que no recordaba nada desde que cayó en su largo sueño, y además no presentaba efectos secundarios negativos por haber estado tanto tiempo en cama. Ahora ya estaría en sus 40, pero parecía que estuviera en sus 20. Las pruebas fueron claras: todas las capacidades cognitivas estaban en perfecto estado, solo mostraba una pequeña dificultad para adaptarse al mundo de alrededor. 

¿Era cierta la historia de Karolina?

La noticia saltó a los medios, y la nombraron “la durmiente de Oknö”, se convirtió en toda una celebridad. Aunque siempre hubo escépticos. Estos creían que la familia estaba involucrada y que habrían querido mantenerla escondida del mundo. Sin embargo, ella siguió manteniendo que todo era verdad, continuó con su vida normal y falleció a los 88 años en 1950.

Después de ella han habido otros casos similares pero no tan increíbles. En 2012 una adolescente británica sufrió los mismos efectos pero solo por dos meses. Se ha especulado con que la causa pueda ser una condición a la que se conoce como el Síndrome de Kleine-Levin o Síndrome de la Bella Durmiente, pero aún deja muchos interrogantes que jamás serán respondidos. 

Otros posts que te pueden interesar:

  • Encuentra aquí otras historias reales
  • Si quieres otra historia con aspectos inexplicables, mira aquí la de Rasputin
  • En este artículo encuentra a quien le gustaría haberse mantenido joven
Espectro Magazine Octubre

Espectro Magazine Octubre

Espectro Magazine Septiembre

Espectro Magazine Septiembre

Espectro Magazine Agosto

Espectro Magazine Agosto

Espectro Magazine Julio

Espectro Magazine Julio

Espectro Magazine Junio

Espectro Magazine Junio

Espectro Magazine Mayo

Espectro Magazine Mayo

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Las Catacumbas de París: un laberinto de huesos

Las Catacumbas de París: un laberinto de huesos

¿Los vampiros son reales?

¿Los vampiros son reales?

El hombre lobo: su leyenda alrededor del mundo

El hombre lobo: su leyenda alrededor del mundo

La magia Wicca Celta, ¿cuánto sabes?

La magia Wicca Celta, ¿cuánto sabes?